Últimos temas
» Poema Nocturno-Rubèn Dario
Vie Jul 06, 2018 12:18 pm por Maria Teresa

» Poema Balada de mi nombre-Gabriela Mistral
Jue Jun 28, 2018 10:17 pm por orion

» Poema. Soledades -Mario Benedetti
Jue Jun 28, 2018 10:17 pm por orion

» CANTO AL OTOÑO
Miér Jun 27, 2018 11:36 pm por Ingrid Zetterberg

» Poema Amor prohibido -Cèsar Vallejo
Miér Jun 27, 2018 11:29 pm por Ingrid Zetterberg

» poema Claro de Luna-Juan Ramón Cruchaga
Miér Jun 27, 2018 11:23 pm por Ingrid Zetterberg

» Poema Otoño-Juan Ramón Cruchaga
Miér Jun 27, 2018 11:21 pm por Ingrid Zetterberg

» NO PUEDO PERDERTE
Miér Jun 27, 2018 11:18 pm por Ingrid Zetterberg

» Poema Te quiero a las 10 de la mañana-Jaime Sabines
Miér Jun 27, 2018 11:06 pm por Ingrid Zetterberg




  • Visita nuestro facebook



  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro

  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro
http://daisy13.unblog.fr/category/oiseaux/
Foro Mùsica sin fronteras

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro
Foro cositas ricas

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro

Poema Pan-Gabriela Mistral

Ir abajo

Poema Pan-Gabriela Mistral

Mensaje por Flor de liz el Jue Oct 26, 2017 8:15 pm





Dejaron un pan en la mesa,
mitad quemado, mitad blanco,
pellizcado encima y abierto
en unos migajones de ampo.

Me parece nuevo o como no visto,
y otra cosa que él no me ha alimentado,
pero volteando su miga, sonámbula,
tacto y olor se me olvidaron.

Huele a mi madre cuando dio su leche,
huele a tres valles por donde he pasado:
a Aconcagua, a Pátzcuaro, a Elqui,
y a mis entrañas cuando yo canto.

Otros olores no hay en la estancia
y por eso él así me ha llamado;
y no hay nadie tampoco en la casa
sino este pan abierto en un plato,
que con su cuerpo me reconoce
y con el mío yo reconozco.

Se ha comido en todos los climas
el mismo pan en cien hermanos:
pan de Coquimbo, pan de Oaxaca,
pan de Santa Ana y de Santiago.

En mis infancias yo le sabía
forma de sol, de pez o de halo,
y sabía mi mano su miga
y el calor de pichón emplumado...

Después le olvidé, hasta este día
en que los dos nos encontramos,
yo con mi cuerpo de Sara vieja
y él con el suyo de cinco años.

Amigos muertos con que comíalo
en otros valles, sientan el vaho
de un pan en septiembre molido
y en agosto en Castilla segado.

Es otro y es el que comimos
en tierras donde se acostaron.
Abro la miga y les doy su calor;
lo volteo y les pongo su hálito.

La mano tengo de él rebosada
y la mirada puesta en mi mano;
entrego un llanto arrepentido
por el olvido de tantos años,
y la cara se me envejece
o me renace en este hallazgo.

Como se halla vacía la casa,
estemos juntos los reencontrados,
sobre esta mesa sin carne y fruta,
los dos en este silencio humano,
hasta que seamos otra vez uno
y nuestro día haya acabado...
avatar
Flor de liz

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 16/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.