Últimos temas
» Poema infantil de García Lorca. Agua, ¿dónde vas?
Sáb Mayo 26, 2018 11:05 pm por Flor de liz

» Frase de Emiliano zapata
Sáb Mayo 26, 2018 11:04 pm por Flor de liz

» Poema El mar Mario Benedetti
Sáb Mayo 26, 2018 11:02 pm por Flor de liz

» Poema Nocturno-Rubèn Dario
Sáb Mayo 26, 2018 11:00 pm por Flor de liz

» Video poema El perro vagabundo Carlos Pezoa Vèliz
Sáb Mayo 26, 2018 10:32 pm por gabriellenetrobe

» Reflexiòn sobre las amistades perdidas
Sáb Mayo 26, 2018 10:27 pm por gabriellenetrobe

» Poema Canto a esta mujer-Efraìn Barquero
Sáb Mayo 26, 2018 10:20 pm por gabriellenetrobe

» Bellas imagenes gif caballos
Miér Mayo 16, 2018 9:21 pm por Maria Teresa

» Poema Antonio Machado. Pegasos, lindos pegasos
Miér Mayo 16, 2018 9:13 pm por Maria Teresa




  • Visita nuestro facebook



  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro

  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro
http://daisy13.unblog.fr/category/oiseaux/
Foro Mùsica sin fronteras

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro
Foro cositas ricas

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro

Poema La casa-Gabriela Mistral

Ir abajo

Poema La casa-Gabriela Mistral

Mensaje por Flor de liz el Lun Sep 11, 2017 6:10 pm





La mesa, hijo, está tendida
en blancura quieta de nata,
y en cuatro muros azulea,
dando relumbres, la cerámica.
Ésta es la sal, éste el aceite
y al centro el Pan que casi habla.
Oro más lindo que oro del Pan
no está ni en fruta ni en retama,
y da su olor de espiga y horno
una dicha que nunca sacia.
Lo partimos, hijito, juntos,
con dedos duros y palma blanda,
y tú lo miras asombrado
de tierra negra que da flor blanca.

Baja la mano de comer,
que tu madre también la baja.
Los trigos, hijo, son del aire,
y son del sol y de la azada;
pero este Pan «cara de Dios»(*)
no llega a mesas de las casas.
Y si otros niños no lo tienen,
mejor, mi hijo, no lo tocaras,
y no tomarlo mejor sería
con mano y mano avergonzadas.

Hijo, el Hambre, cara de mueca,
en remolino gira las parvas,
y se buscan y no se encuentran
el Pan y el hambre corcovada.
Para que lo halle, si ahora entra,
el Pan dejemos hasta mañana;
el fuego ardiendo marque la puerta,
que el indio quechua nunca cerraba,
¡y miremos comer al Hambre,
para dormir con cuerpo y alma!
avatar
Flor de liz

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 16/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.