Últimos temas
» Poema infantil de García Lorca. Agua, ¿dónde vas?
Sáb Mayo 26, 2018 11:05 pm por Flor de liz

» Frase de Emiliano zapata
Sáb Mayo 26, 2018 11:04 pm por Flor de liz

» Poema El mar Mario Benedetti
Sáb Mayo 26, 2018 11:02 pm por Flor de liz

» Poema Nocturno-Rubèn Dario
Sáb Mayo 26, 2018 11:00 pm por Flor de liz

» Video poema El perro vagabundo Carlos Pezoa Vèliz
Sáb Mayo 26, 2018 10:32 pm por gabriellenetrobe

» Reflexiòn sobre las amistades perdidas
Sáb Mayo 26, 2018 10:27 pm por gabriellenetrobe

» Poema Canto a esta mujer-Efraìn Barquero
Sáb Mayo 26, 2018 10:20 pm por gabriellenetrobe

» Bellas imagenes gif caballos
Miér Mayo 16, 2018 9:21 pm por Maria Teresa

» Poema Antonio Machado. Pegasos, lindos pegasos
Miér Mayo 16, 2018 9:13 pm por Maria Teresa




  • Visita nuestro facebook



  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro

  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro
http://daisy13.unblog.fr/category/oiseaux/
Foro Mùsica sin fronteras

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro
Foro cositas ricas

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro

Poemas para niños AL Pie del Niño Pablo Neruda

Ir abajo

Poemas para niños AL Pie del Niño Pablo Neruda

Mensaje por DIVINOANHELO el Jue Jul 18, 2013 10:00 pm



El pie del niño aún no sabe que es pie,
y quiere ser mariposa o manzana.

Pero luego los vidrios y las piedras,
las calles, las escaleras,
y los caminos de la tierra dura
van enseñando al pie que no puede volar,
que no puede ser fruto redondo en una rama.
El pie del niño entonces
fue derrotado, cayó
en la batalla,
fue prisionero,
condenado a vivir en un zapato.

Poco a poco sin luz
fue conociendo el mundo a su manera,
sin conocer el otro pie, encerrado,
explorando la vida como un ciego.

Aquellas suaves uñas
de cuarzo, de racimo,
se endurecieron, se mudaron
en opaca substancia, en cuerno duro,
y los pequeños pétalos del niño
se aplastaron, se desequilibraron,
tomaron formas de reptil sin ojos,
cabezas triangulares de gusano.
Y luego encallecieron,
se cubrieron
con mínimos volcanes de la muerte,
inaceptables endurecimientos.

Pero este ciego anduvo
sin tregua, sin parar
hora tras hora,
el pie y el otro pie,
ahora de hombre
o de mujer,
arriba,
abajo,
por los campos, las minas,
los almacenes y los ministerios,
atrás,
afuera, adentro,
adelante,
este pie trabajó con su zapato,
apenas tuvo tiempo
de estar desnudo en el amor o el sueño,
caminó, caminaron
hasta que el hombre entero se detuvo.

Y entonces a la tierra
bajó y no supo nada,
porque allí todo y todo estaba oscuro,
no supo que había dejado de ser pie,
si lo enterraban para que volara
o para que pudiera
ser manzana.

avatar
DIVINOANHELO

Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 19/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.