Últimos temas
» Poema Nocturno-Rubèn Dario
Vie Jul 06, 2018 12:18 pm por Maria Teresa

» Poema Balada de mi nombre-Gabriela Mistral
Jue Jun 28, 2018 10:17 pm por orion

» Poema. Soledades -Mario Benedetti
Jue Jun 28, 2018 10:17 pm por orion

» CANTO AL OTOÑO
Miér Jun 27, 2018 11:36 pm por Ingrid Zetterberg

» Poema Amor prohibido -Cèsar Vallejo
Miér Jun 27, 2018 11:29 pm por Ingrid Zetterberg

» poema Claro de Luna-Juan Ramón Cruchaga
Miér Jun 27, 2018 11:23 pm por Ingrid Zetterberg

» Poema Otoño-Juan Ramón Cruchaga
Miér Jun 27, 2018 11:21 pm por Ingrid Zetterberg

» NO PUEDO PERDERTE
Miér Jun 27, 2018 11:18 pm por Ingrid Zetterberg

» Poema Te quiero a las 10 de la mañana-Jaime Sabines
Miér Jun 27, 2018 11:06 pm por Ingrid Zetterberg




  • Visita nuestro facebook



  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro

  • Visita nuestros foros


    Pincha y visita nuestro foro
http://daisy13.unblog.fr/category/oiseaux/
Foro Mùsica sin fronteras

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro
Foro cositas ricas

  • Visita nuestros foros



    Pincha y visita nuestro foro

oda al caldillo de congrio autor Pablo neruda

Ir abajo

oda al caldillo de congrio autor Pablo neruda

Mensaje por Maria Teresa el Sáb Ago 18, 2012 8:52 pm




[size=18]
el mar
tormentoso
de Chile
vive el rosado congrio,
gigante anguila
de nevada carne.
Y en las ollas
chilenas,
en la costa,
nació el caldillo
grávido y suculento,
provechoso.
Lleven a la cocina
el congrio desollado,
su piel manchada cede
como un guante
y al descubierto queda
entonces
el racimo del mar,
el congrio tierno
reluce
ya desnudo,
preparado
para nuestro apetito.
Ahora
recoges
ajos,
acaricia primero
ese marfil
precioso,
huele
su fragancia iracunda,
entonces
deja el ajo picado
caer con la cebolla
y el tomate
hasta que la cebolla
tenga color de oro.
Mientras tanto
se cuecen
con el vapor
los regios
camarones marinos
y cuando ya llegaron
a su punto,
cuando cuajó el sabor
en una salsa
formada por el jugo
del océano
y por el agua clara
que desprendió la luz de la cebolla,
entonces
que entre el congrio
y se sumerja en gloria,
que en la olla
se aceite,
se contraiga y se impregne.
Ya sólo es necesario
dejar en el manjar
caer la crema
como una rosa espesa,
y al fuego
lentamente
entregar el tesoro
hasta que en el caldillo
se calienten
las esencias de Chile,
y a la mesa
lleguen recién casados
los sabores
del mar y de la tierra
para que en ese plato
tú conozcas el cielo
avatar
Maria Teresa
Admin

Mensajes : 444
Fecha de inscripción : 19/03/2012

Ver perfil de usuario http://pensandoenti.forochile.org

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.